×

Recent Posts

Cellers d’en Guilla

Cellers d’en Guilla

18 Jul

Cellers d’en Guilla

 

Bienvenidos de nuevo al blog de WineShack. Esta semana os hablaremos de una bodega de la D.O Empordà, Cellers d’en Guilla.

Empezaremos hablando de los inicios como bodega, seguido de un pequeño apartado del equipo humano, continuaremos hablando de la bodega situada en Delfià, un barrio de Rabós d’Empordà y sus viñedos para acabar presentando los vinos.

 

Inicios

 

Todo empieza en 2008 cuando Martí Vallès, impulsado por su mujer, compra viñas viejas en Garriguella y Mollet de Perelada. Es ahí, donde junto con amigos vinifica y hace pruebas con diferentes variedades de uva.

En 2009, instala la bodega en una nave y dos años más tarde, en el 2011 se recoge la primera vendimia de Cellers d’en Guilla.

 

Equipo

 

En la página web de Cellers d’en Guilla nos presentan a su equipo humano.

Martí Vallés, propietario, es nieto de viticultor y ya puso en marcha una bodega en el Penedès hace 20 años, después de haberse licenciado en Ciencias Químicas y en Enología. Añorando las tierras del Empordà, decide volver para abrir una nueva bodega.

Assumpta Bohigas, mujer de Martí, proviene del sector de la salud y las nuevas tecnologías. No obstante, fue quien impulsó la puesta en marcha de la bodega y profundiza día a día en el conocimiento de la elaboración del vino.

Marc Mallol lleva diez años elaborando vino en el Empordà. Se propuso un reto, elaborar el mejor vino con las variedades autóctonas de la zona y está muy feliz siendo partícipe del engranaje que hace que el Cellers d’en Guilla crezca día a día.

Marc Muñoz es quien se encarga de los viñedos. Además es el encargado del mantenimiento de la bodega, donde da apoyo en los trabajos de la misma. Le gusta trabajar con las manos los elementos naturales.

 

Bodega

Cellers d’en Guilla es una bodega pequeña, orientada a la elaboración de productos de calidad. Para extraer la máxima expresión del terreno y las uvas, hacen producciones limitadas y lo trabajan todo de manera artesanal. La recolecta también es manual con fermentación en frío para evitar la pérdida de aromas.

Trabajan con producciones limitadas (hasta 50.000 botellas) debido a las dimensiones de la bodega. Esto no es ni mucho menos un inconveniente para ellos ya que buscan la manera de obtener el mayor provecho de las variedades propias de la DO Empordà.

En el mismo recinto tienen la bodega, la tienda y la sala de catas. Los viñedos tienen entre 30 y 50 años. Están muy cerca de la bodega y tienen una superficie total de 18 hectáreas donde solo trabajan con variedades autóctonas del Empordà: las garnachas (negra, roja y blanca), la cariñena, el macabeo y el muscat.

El clima de la finca donde tienen los viñedos, es típicamente mediterráneo. En el clima mediterráneo son comunes los veranos calurosos y los inviernos suaves. En estas tierras también es común la Tramuntana. Un viento fuerte del norte, fresco y seco que ayuda a sanar los viñedos y la uva al evitar humedad y plagas.

El terreno es pobre en materia orgánica y es ácido, situación idónea para elaborar vinos de gran calidad.

 

Vinos

 

Magenc


Edith


Vinya del Metge


Rec de Brau


Bruel


El Guillat


Garnacha Dulce


Sol i Serena

 

 

En Cellers d’en Guilla también ofrecen experiencias de Enoturismo y eventos para disfrutar del territorio, la cultura y sus productos.

Tienen también una tienda donde puedes encontrar sus vinos, libros y guías vitivinícolas, aceite del Empordà y piezas de arte de pequeño formato.

 

Muchas gracias por la lectura. Esperemos os haya gustado, y os esperamos la semana que viene.

Aquí os dejamos el link a la página web del Cellers d’en Guilla y su apartado de Enoturismo.

 

EG.

 

Dejar una respuesta